"Le petit libérateur de prissioners" (?)

Sarkozy: "sí, yo también pienso que Sego es un mujerón"



Y bien... el mundo entero está sorprendido con lo sucedido estos últimos días, con la sorpresiva decisión de su majestad, el presidente Álvaro Uribe, conocido por ser hombre férreo contra la guerra (así sea dentro de un salón de clase...) de liberar a 200 guerrilleros de las cárceles del país, para darles un tour por Colombia: primero, llegando a Chiquinquirá de fin de semana a rezarle a la Virgen del Rosario, patrona de Colombia (ya me imagino a los guerrilleros: "Virgencita santa que todo lo que te piden tus fieles lo cumples, danos la oportunidad de tomarnos el país"); unas semanitas todo pago en centros de recreación en el Tolima, y luego riéguense por el mundo, sigan siendo felices, Édgar les dice (?)


Ahora bien, viene a descubrirse que todo se debió por obra y gracia de un hombre: un pequeñito habitante de la tierra del Alpe d'Huez, Le Mans y Zinedine Zidane llamado Nicolas Sarkozy, que no hace mucho tiempo dijo de los inmigrantes ilegales franceses que eran escoria. Y bueno, a dicha "escoria" le dio por destruir aquel país donde encontrarían la fortuna que Dios, el destino o la corrupción les negaron en sus africanas, asiáticas y americanas tierras.


La escoria sirve para avivar el fuego en la industria siderúrgica

Luego de tal revuelta, que casi hace caer a Sarko de su puesto de ministro del interior, dr enfrentó este "petit politique" que una mujer caracterizada por ser socialista no mamertosa y "joven" (cuarenta y tantos, contra los setenta y muchos de Jospin, es la flor de la adolescencia), que la conoce el Departamento de Registro francés como Ségoléne Royal, y el mundo como "Sego". En una de las elecciones más votadas en la historia de Francia, ambos políticos, "le petit" y "madame président", sacaron un jurgo de votos, suficiente para mandar a ambos a segunda vuelta, con ventaja para Nicolas... pero no mucha.

Se sabe que los políticos, cuando no tienen mucha ventaja, consiguen impresionar público a punta de distraerlos de problemas cercanos y llevarlos a golpes de opinión que a todos le interesan. Ejemplo: Pastrana, para arrebatarle la presidencia a Serpa en el 98, se fue a la manigua y consiguió darle "en son de paz" 42000 km2 de tierra a la guerrilla para que hiciera lo que quisiera; eso le dio la presidencia "porque es el que nos va a dar la paz" (y después nos preguntamos que por qué estamos como estamos...). Qué hizo "le petit"? En vez de sacar propuestas sobre inmigración, empleo o energía, sacó un as bajo la manga llamado Ingrid Betancourt. Ciudadana francesa que fue secuestrada en febrero de 2002, mientras estaba en campaña presidencial en esos 42000 km2 de tierra que el presidente le dio "en son de paz" a la guerrilla. Desde entonces, los franceses la han considerado cosa primordial para ellos (cómo no, es una ciudadana francesa y está allá en la manigua secuestrada y encadenada...)

Pues bien, Sarko (que aparentemente tuvo un affair con Ingrid antes de ser alguien conocido acá, allá, en algún lado que no fuera su familia ni su universidad) se mandó con toda a la liberación de Ingrid. Y usó el tema como campaña. Quiso la ventura que Ségo demostrara no tener mucha idea de política exterior, y en cambio, la decisión de Sarko en el caso Ingrid lo hicieron parecer preparadísimo en la situación internacional. Eso alteró el equilibrio y llevó votantes a "le petit", que en segunda vuelta, el 6 de mayo, fue conocido como "mon président".

Mal que bien, "mon président" es un hombre coherente. Así que como hombre coherente, le dijo a su homólogo Álvaro Uribe (otro "petit") que hiciera lo posible para liberar los secuestrados llamados "canjeables". Su majestad Uribe recordó un día en que las Farc le dijeron "libere tantos guerrilleros presos en las cárceles y les damos a los secuestrados". Buen negocio, no?

No. Eran como 500 guerrilleros por 25 secuestrados (o algo así)... pero ya entrados en gastos... pues bien, con la presión de "le petit" encima, su majestad Álvaro Uribe decidió salir en una rueda de prensa el 21 de mayo: "antes del 7 de junio, unos 200 guerrilleros presos serán liberados". Todos lo creyeron una mamadera de gallo... pues no. Hoy, 7 de junio, están en una finca con piscina y mesa de billar, allá en la tierra caliente, mientras los secuestrados siguen en un cambuche en medio de la manigua, con Brasil a las espaldas (o en Brasil?), que posee muchas cadenas y grilletes. La ley del embudo, no? Les liberaron 200 guerrilleros, y no dan nada.

Ahí sí Sarko la pifió. Ahí está el pequeño liberador de prisioneros. Qué lindo. Y después, diremos que por qué andamos como andamos.