La dirección técnica es más desagradecida...

Y los técnicos dan vueltas, y vueltas, y vueltas, y vueltas...

Cada vez que hay un remezón en la lista de los técnicos de los equipos, la gente está pendiente del nuevo entrenador del Deportivo Tapita Fútbol Club. Hace muchos años, uno veía a entrenadores de renombre: hablar de un Fernando Paternoster, de un Pato Pastoriza, o de un Osvaldo Zubeldía, que se quedaban mientras tuvieran éxito en el equipo, y los retiraban cuando no llegaban a Libertadores. Pero hoy día, cada vez uno ve más equipos repitiendo entrenadores retirados de otro lado...

El año pasado, se vio el escándalo que se armó en Barranquilla con la enésima llegada del Zurdo López. El Zurdo viene dando vueltas desde que colgó los guayos para ponerse la sudadera de entrenador de inferiores con Nacional, en 1976. Supuestamente, alguien que entre su palmarés incluye haber dirigido a Maradona, a Boca, a Independiente (al que le dio su último título internacional, la Supercopa del 95) y haber llegado a un título con el Junior, debería ser honrado. Pero no, allá los hinchas tiburones lo quieren botar a los idem (?), luego de que haya churreteado infinitamente en el juego de los de Barranquilla.

Revisando la tabla histórica del campeonato, uno se da cuenta que en algunos años, hay técnicos que dan bandazos por dos y tres equipos. Véase a Pedro Sarmiento, ejemplo: inició el campeonato del 2007 en Santa Fe, después de reemplazar a un desprestigiado Basílico González, y de haberse ido por la puerta de atrás del Cali, a pesar de haber ganado un título. Ahora está desprestigiando al dirigiendo al Cúcuta Deportivo en la Libertadores, luego de que lo sacaran por la puerta de atrás del cuadro cardenal, motivo quedar último en campaña pasada; y en estos momentos está camino de lo mismo, con un equipo desmantelado, y quemando al pobre Macnelly (ni tanto; al fin y al cabo está vendido para Colo Colo).

El caso de Hans Moleman, que de civil se llama Jorge Luis Bernal, es diciente. En la final del 2006, estaba dirigiendo al Tolima, al que le ganó el título el Cúcuta. Con la llamada de Pinto al solio de Pacho (?), se fue para Cúcuta; llegó a semifinales de Libertadores, volvió a clasificar al Cúcuta a la competición continental, y de un momento a otro lo renunciaron (no me creo esa renuncia de Bernal). Y ahora suena para Millonarios, en caso que les dé por botar a la basura al Vanemerak que se le midió a apagar el incendio forestal que se formó al inicio del campeonato pasado, el tan mentado Desastre.

Pero bueno, al fin y al cabo para eso se meten ellos a esas vacas locas. Esta no es tierra de Fergusson con el Manchester, Ancelotti con el Milan o Wegner con el Arsenal... acá los contratos no se respetan, y duran muy poco tiempo. Cosa de dirigentes y resultadismo...

En unas horas, el primer post de automovilismo.

3 Comments:

Mr. Ticulo said...

El Ab-Zurdo Lopez inclusive cuando fue campeon era puteado por los hinchas rojiblancos... campeon fuimos gracias a las 3 huevas de cada jugador en ese equipo (Salvo el arquero Fernandez...) y no por el.

Es mas, entre el y Fernandez casi reglan la estrella en el Atanacio en un partido de no creer.

Bizarro a Full! said...

El caso de Hans Moleman, que de civil se llama Jorge Luis Bernal, es diciente. En la final del 2006, estaba dirigiendo al Tolima, que le ganó el título a Nacional

Nacional no jugó finales en el 2006: La final del 2006-II fue Tolima vs. Cúcuta, la ganaron los pupilos de Juantopo.

mache said...

Error corregido.