Marchemos todos unidos...

...y protestemos con todas nuestras fuerzas. Ya no por Ingrid, o por los paras, el TLC o los 60 años del Bogotazo, que fueron ayer; marchemos y protestemos porque la sanción a Vanemerak fue exagerada (?)

Mario, preparándose para la entrevista con los medios. Favor detallar la espectacular peinilla manual (?)

La historia de la publicación de la sanción de la Dimayor, de impedirle a Mario Vanemerak que ejerza "cualquier actividad deportiva y administrativa" (lo que sea que quiera decir eso) por tres meses; y lo que siguió después, recorre el mundo. No sólo Millos está exigiendo una explicación (plop!), sino que los medios resultaron de acuerdo en que la sanción de la Dimayor es descarada. Todos, excepto uno: Radio Cadena de Nacional, o séase, RCN, y su director deportivo Dios Antonio.

La pelea no es por la sanción en sí. Creo que todos estamos de acuerdo en que alguien que rompe una puerta de un camerino se merece una sanción. Pero la pelea no es porque a Mario lo sancionen, sino porque aparentemente se violó el debido proceso. El técnico embajador no pudo presentar descargos. No le permitieron el derecho a la defensa, e incluso lo sancionan por un artículo que no parece válido, es decir:

"ARTICULO 45º - INTIMIDACIÓN O VIOLENCIA.- Al dirigente, miembro del órgano de administración colegiado de cualquier organismo deportivo, delegado, médico de club, técnico, preparador físico, jugadores y las personas que desempeñan funciones en la Dimayor que inciten, promuevan o de alguna manera ejerzan intimidación o violencia contra la Dimayor o, sus autoridades o representantes o contra algunas de las personas mencionadas, será sancionado con suspensión de dos (2) meses a tres (3) años para ejercer todo tipo de actividades deportivas y administrativas y multa de 20 a 150 salarios mínimos legales mensuales vigentes, distribuidos entre la primera infracción, primera y segunda reincidencia.
A ver. No sé si una puerta o un calentador se pueden considerar como autoridad o representante de la Dimayor, o como administrador colegiado, médico de club o jugador... Como quien dice, a Vanemerak lo acusan por lo que no es.

En fin... hay que ver si somos capaces de lograr con una manifestación multitudinaria (?) que se le rebaje la pena a Vanemerak. El pueblo, unido, jamás será vencido!

3 Comments:

Link said...

Bueno, a Vanemerak le tocó ser el triste pionero de la inmisericorde jurisprudencia; y sí, se merece que le bajen la sancion, aunque habria sido mejor que le hubieran dictaminado X fechas sin entrar a NINGUN estadio del FPC.

Agustina B. said...

Te apoyo totalmente, Mario vino a ser el paganini de las bestialidades de los Umañas, no se niega el profe se pasó, pero es mil veces mejor que se desquite adentro y no en frente de 40 mil personas alentandolos a seguirlo.

Un abrazote.

Petrezco said...

No entiendo!!

es Peor pegarle a una puerta, que darle en la jeta a otro tecnico?
Me parece un poco cargada e injusta la protesta, cobren los daños, pidan indemnizacion, pero como lo van a sancionar por esa pendejada