Torneos de CONMEBOL: ¡Llegó el fín de año, Colombia! (!)


Foto con doble propósito: Refleja como terminó cada equipo colombiano su respectiva Copa
y, de paso, encuentre las diferencias entre camisetas (?)



Se acabó el 2009 para Colombia. Sí, así como lo lee, estimado lector (si es que aun tenemos: Como que espantamos a los 5 gatos que nos leian antes de la pronunciada para de este blog?-): Los torneos de CONMEBOL a nivel de clubes despidieron el día martes al último representante colombiano con opciones de clasificar, tras la derrota de Equidad ante Unión Española en el estadio santiaguino de Santa Laura. De poco hacia nada brindaron a nivel deportivo los equipos colombianos este año: Tras el prometedor inicio en Copa Libertadores, escenificado en la incuestionable victoria del DIM en la Ronda Previa ante Peñarol y la buena muestra de juego del Boyacá Chicó en tierras bolivianas ante el peor equipo que se haya visto en la Santander (Aurora), las cosas se fueron mostrando muy inestables para los cuadros colombianos.

Por un lado, un Chicó que se empeñó más en demostrar que podía jugar en el "Acesco Memorial at La Independencia" (?) en Tunja que en preparar un histórico debut en el estadio boyacense que ameritaba de esas victorias que movían la imprenta (!), se vio derrotado ante un Gremio que mostró contundencia y eficiencia; a pesar del interesante aliciente que significó derrotar sin tacha 3-0 a la Universidad de Chile en Tunja, la dosis de venganza en exactamente la misma dosis que el cuadro azul de Santiago le propinó a los de Gamero y la vista a gatas para derrotar al (repito) liviano y poco vistoso Aurora hizo que Boyacá Chicó se la jugara el todo por el todo (y 50 mil razones más -!-) para no caer derrotado ante Gremio en Porto Alegre y que el (una vez más) equipito boliviano le sacara puntos a la U de Chile (cosa que en 5 partidos no fue siquiera capaz de hacer); lo obvio (derrota boliviana y estruendosa goleada al Chicó en Brasil) sellaron el pasaporte boyacense por un rato largo, muy largo: Pimentel quiere vender hasta al Chaka (?) para desentenderse del fútbol.

Por el lado de los otros dos equipos, tristezas sólo se ven: Despues de que el DIM eliminara con lujo de detalles al histórico pero decadente Peñarol, se vio con la desagradable sorpresa de tener que cruzarse con el América de Cali en un complicado grupo con Sao Paulo y Defensor: No obstante haber hecho y deshecho para poder siquiera aspirar a uno de los dos cupos, llegaron a la última fecha con el DIM por fuera y el América teniendo que guerriarla para pasar; muy a su estilo ochentoso de perder todo en el ultimo minuto y ñapa, Defensor tiró de un portazo las esperanzas colombianas, que se veian extintas en primera ronda por primera vez desde 1984.

La Copa Sudamericana brindaba un panorama más halagüeño, ya que el Deportivo Cali (que por primera vez en mucho tiempo se reforzó con extranjeros no sólo de cartel sino de buen rendimiento) mostró un buen semblante frente a la Universidad de Chile en Santiago a pesar de haber perdido 2-1; el partido de vuelta fue un absoluto desastre: Ni ganas ni argumentos tuvieron los azucareros para intentar marcar el gol que necesitaban para sacar adelante la serie; por el contrario, el cuadro azul les pasó por encima.

Equidad, finalmente, luchó y luchó pero tampoco le alcanzó: Un debut internacional obligado a celebrarse en El Campín debido a las (obvias) objeciones de CONMEBOL al estadio de Techo se convirtió en un curioso espectáculo con 15 mil personas a bordo de las cuáles por ahí 14999 no pagaron (?), y vieron un 2-2 conseguido por los chilenos de Unión Española con las monedas; poco y nada se pued decir del partido de vuelta: El sueño copero de los aseguradores duró 117 minutos, ya que al minuto 17 de partido los Hispanos despacharon el partido y mandaron a los muchachos de Alexis García con el rabo entre las patas de vuelta a Colombia.

No me aventuro a pensar qué pasó este año, particularmente malo para los equipos colombianos; lo único que se es que es urgente que se empiece a ponerle seriedad a este asunto a ver si la vergüenza es menos pronunciada la próxima vez: Refuerzos de categoría, DTS que refresquen el ya enmortecinado ambiente táctico que rodea al FPC y den nuevas ideas o de cómo jugar, todo eso es algo que debería examinarse a fondo, especialmente si Colombia completa su entrada al hall de la infamia 2009 con una eliminación rumbo a Sudáfrica 2010.

2 Comments:

Camilo (a.k.a. FiDoX) said...

Link la diferencia en las cmaisetas es que américa quizo hacer algo similar a lo que hacen en el volleyball, que el capitan tiene una camiseta diferente(?)

Miller said...

Y la cereza en el helado del fracaso de este año será la eliminación [o no clasificación, como más les guste] de nuestros gladiadores al mundial...

No tenemos nada, no somos nada a nivel futbolístico [y de hecho a ningun nivel]...

Al menos somos un país dicharachero y aguardientero... los otros 28 millones son pobres, pero ánimo, somos el país más feliz del mundo!!!

Como buen (don) gato los sigo leyendo...

Saludos