Bonnet, fiel surtidor de sal a granel (?)

Uno de mis pecados veniales es ser fanático de Los Simpson, como el 97% de los nacidos entre 1980 y 1997 (los chinos de menos de 10 años ya ven South Park, y ah juemadre si son groseros!). Pues bien, ayer sábado me hallaba viendo Los Simpson por Caracol, canal que no puede caer más bajo porque debajo está RCN (?). Y en medio de esa observación, me vino a la mente una pesadilla que hace 5 días no había querido anotar: ¿qué sucedería si a don Paulo Laserna, del programa Quién quiere ser millonario (?) le diera por acabar con todo lo que se hizo bueno en la transmisión del partido Colombia - Argentina (no repetir los 5 goles del 5-0, no decir que el coco del Coco es Co-co-colombia (?), no poner el "sí sí, Colombia, sí sí, caribe" por delante...) y se le ocurriera plagiar a los de FOX Sports poniendo una "película" del partido?

Pues bien, hago esta anotación porque don Paulo Laserna leyó mi mente (eh, don Paulo! Ya que lee mi mente, YO quiero ser millonario, y YO quiero que vuelvan a dar El Siguiente Programa, así sea a las 2 de la mañana, y YO quiero que dejen de dar los mismos 10 capítulos de Los Simpson!) y se decidió a confiar a ciegas en el personaje terrible del que nos vamos a ocupar: Javier Hernández Bonnet, director de deportes de Caracol Televisión.

Estos son los prohombres (?) de Caracol Deportes: William Vinasco, Ricardo "Armando" Orrego, Hernández y Javier Fernández "cómo la cagaste, mi negro" Franco.
Javier Hernández, nacido en Manizales él, no se le pudo conseguir biografía. Pero bueno, mi idea no era honrarlo con una mención a su vida y obra en este blog (?). Mi idea era denunciarlo como un personaje que carga más sal que las paredes de la catedral de Zipaquirá (?). Y así inicia todo: en los años 80, por alguna razón desconocida, TVHoy lo contrata para presentar la sección deportiva. Hágase notar que, según me comentaron, en aquellos años demostró cierta simpatía hacia Millonarios (suponemos que, ya que el noticiero entonces era de Andrés Pastrana, era una simpatía obligatoria, símil a la de Dios Antonio Vélez con Nacional). Y oh sorpresa, dicha simpatía ocasionó debacles a las que también contribuyó el Cheque García, los Gacha, y un largo etcétera.

Pues bien, el caso es que para cuando sucedió esta historia, yo tendría 7 años, y realmente me importaba un bledo los tipos encorbatados que presentaban los goles de prohombres como el juvenil Iván René Valenciano, Carlos Castro y otros arietes (?) en la televisión. El caso es, que de un momento a otro (creería, por lo que sucedió después, que cuando Yamid Amat creó CM& y se llevó a Adolfo Pérez... Caracol decidió contratar al primero que pasara por los estudios de grabación en La Floresta, y éste llevaba su carro a reparar a los concesionarios que quedan al lado; y así se ganó el puesto). Eso no era problema tan grande, excepto por un detalle: cuando Caracol se volvió canal privado, compró los derechos de transmisión de la Selección Colombia. Y ahí fue Troya.

Pensemos en esto: cuando la Selección era pasada por el consorcio OTI, con William Vinasco y Adolfo Pérez, a ésta le iba bien. Ahora, que la transmiten Javier Fernández Franco y el sujeto de análisis (?), le va mal. Y no fue que Bogotá, ni que Barranquilla, ni que Maturana ni Rueda ni nadie. Fue éste sujeto.



Quiero hacer notar, que además de ser una gran píldora para la memoria de este país desmemoriado, acá se nota a cabalidad lo que digo. Al minuto 2:55 y siguientes: "A Colombia le tendrían que golear para que la eliminen". Al minuto 3:35, y esto es para enmarcar: Cada vez que transmite el Canal Caracol, gana Colombia. Y al minuto 5:40, la comparación. Se nota cómodo a Bonnet con la derrota, como quien dice "mi trabajo salando a esta selección, terrrrrrrrrminóooooooo!" (?).

(Nota: esto fue añadido a la 1:50 del lunes 26 de noviembre. Quise esperar a que terminara el tal "Premier Colombia" que tenía preparado Bonnet, y luego de ver que era una repetición del partido del martes, preparada para quien no hubiera conectado la grabadora de DVD para la hazaña (?), decidí venir.)

Ahora bien, hoy temí que se repitiera la historia. Que otra vez llegaran los folclóricos y hasta los peligrosos personajes como alguien cerca a mi casa que, cuando Bustos metió el gol contra Venezuela, decidió emular al Tino y descargar su pistola al aire. No pude dormirme esa noche hasta convencerme que las balas, si no habían caído ya, estarían orbitando el planeta junto al ISS y los satélites de DirecTV (?).

En fin... en la noche del domingo, cuando todo el mundo debería comentar sobre la lesión de Aristizábal, la expulsión de Aldo, la goleada del Pasto en el clásico de la papa (?) y el retiro del Sachi, decidí obviar esos temas (que tocaré mañana, cuando vea los análisis de Lunes Deportivo) y dedicarme a intentar explicarme, por qué carajos Bonnet saló a la selección. Y no, no cuenta la Copa América, esa copa fue comprada por Pastrana. Y tampoco: el Caldas ganó la Libertadores, cuando fue transmitida por RCN. En cambio, en el 2003 había posibilidad de final colombiana, y los dos equipos (Medellín y América) que eran semifinalistas se quedaron en el camino, todo por Caracol.

3 Comments:

Mr. Ticulo said...

Definitivamente el Gol Caracol no tiene punto de comparacion al que habia entre el 92 e inicios de 2001... notese que Colombia en el ultimo partido de transmision de Adolfo Perez y a la vez el primero de Bonnet (Contra Venezuela en Maracaibo), paso de estar clasificada de forma directa a quedar en puestos de repechaje y sin tecnico. Y de hay en mas... no se ha ganado nada!!! (A menos que usted quiera contar la Copa America...)

Anónimo said...

cual es la obsesion con el "(?)" de q se trata? es un link externo a futuro? :S

mache® said...

No, no es un link externo a futuro. Es una acotación relativa a un comentario que supuestamente debería ser gracioso, o está medio loco.